domingo, 26 de abril de 2015

Transmitiendo



Hoy José quería que dibujáramos juntos, y eso hicimos. Pero la sorpresa fue que quizo dibujar con plumín como papá. Aquí el dibujito que estaba haciendo y alguna fotito. Para los trabajos de los chicos, va el link a Eidético Segunda Generación.





sábado, 14 de febrero de 2015

Cien elefantes verdes

Luego de una primera acuarela exitosa (en mis vacaciones junto al mar), en términos de la soltura con que la hice y el placer que me produjo, me entusiasmé creyendo que "ya estaba", que "cualquier cosa que quisiera pintar, lo haría" de una sola "sentada". 
Pues no.
No resultó así.
Pero lo que sí resultó es un recorrido que me llenó de satisfacción. Paso a contar.

Comencé sentado en una carpa con la intención de pintar un patio de carpas. A cada lado la fila de carpas, a la derecha la torre de vigía del guardavidas y al fondo el mar.

Luego de una primera capa para el cielo, el mar y la arena, llegó el primer error. Gran error. Elegí mal el verde. Un verde directo de la pastilla. Sin ningún intermediario. El segundo error fue el pincel. Seguí trabajando con un pincel 18 en lugar de optar por uno más pequeño... No se puede ser "sutil"con un 18. Quise arreglarlo con un pincel chato grande y sólo lo empeoraba. El desastre era total. El verde me hacía doler los ojos. Resultó muy chillón y artificial. Intenté lavarlo pero "Permanent Green" (662) y "Hoocker" (645) se impusieron.  Parecía que todo estaba perdido... 

Lamentablemente no hay fotos de ello. Decidí esperar a que se secara todo luego ver.

Al día siguiente, comencé redefiniendo el horizonte... Pero el azul ultramar (506) no tapaba completamente el verde. Además la torre del guardavidas atravesaba el mar y se levantaba sobre el cielo.
Con indigo (533) intenté unas nubes de tormenta, pero el verde seguía. También tenía que tapar dos sillas de playa en primera línea. Ver imagen abajo.

Frente al desastre, recordé la famosa frase: "¿Cómo escondés un elefante? Lo escondés entre cien elefantes..."
Necesitaba "cien elefantes verdes" para esconder ESE elefante verde horrible.
¡Necesito verde! ¡Necesito elefantes verdes!
Y la solución llegó.
Palmeras. Vegetación variada. Con las nubes del primer intento la composición cambió de una tarde tranquila a una de tormenta, y de un patio de carpas de la costa bonaerense a una isla con palmeras ¿del Pacífico? Todo eso (carpas, torre, tacho) deberían ser palmeras o plantas movidas por la tormenta que se avecina. Desaparecieron las personas del "patio" y quedaron las de la orilla señalando la próxima tormenta. También dejé el kayak anaranjado.

La altura de las palmeras está sujeta a lo que hay que tapar. Por eso son elevadas hacia los bordes (donde estaban las carpas), las más grandes están donde estaba la torre del guardavidas y como en el medio del patio había un tacho de basura verde que también quise tapar, lo hice con las palmeras enanas. 
Mantuve el camino de madera del patio original, y lo usé de referencia para las plantas rastreras que taparían las sillas. 
Finalmente, al cielo "detrás" de los nubarrones le dí un toque de rosa para mejorar el contraste y darle línea al horizonte (Permanent Red Deep 371 + Cobalt Blue Ult. 512 bien aguado). Retoqué por último el mar otra vez para que se viera a travéz de las palmeras de la derecha.


Muy divertida la transformación. El resultado es aceptable si se sabe de donde partió uno. 
Papel para acuarela nº 10. 300g/m2 Blanco natural, pulpa de esparto, sin ácido, grano grueso. Schoellershammer. Acuarelas Van Gogh.
Salute. 

jueves, 1 de enero de 2015

Año Nuevo: papel en blanco


El año nuevo siempre tiene esa sensación de hoja en blanco... Cuando uno está pintando el papel blanco puede amedrentar...
Bien, me llevé las acuarelas a Pinamar y como tenía que "romper" con el papel blanco, pinté unos nubarrones como para "aflojar" la mano y superar el blanco del papel (Schoellershammer 300g/m2 blanco natural, pulpa de esparto, sin ácidos, grano grueso)


"Nubarrones" 12,5 x 17,5 cm.

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Se viene 2015...


Esta mañana le hice este dibujo a uno de mis pacientes y me gustó como deseo para este 2015 que está por comenzar. Feliz 2015!!!

martes, 25 de noviembre de 2014

La habitación de Raskolnikov 2

Como ya se ha dicho, la acuarela es una suma de capas de color traslúcido. Y uno puede continuar modificando el trabajo realizado si no está conforme. Claro que hasta cierto punto. No se puede "tapar" como con el óleo. Pero se puede sugerir nuevas cosas. Aquí la habitación de Raskolnikov con una paleta de color diferente, que fue lo que no me terminó de convencer en un primer momento. Luego continué trabajando el tema. En nuevos posteos lo compartiré, pero quería que quedaran contrastadas dos imágenes del mismo trabajo.

martes, 7 de octubre de 2014

La habitación de Rodión Románovich Raskólnikov


No se me ocurría qué pintar... Y quería seguir con un ejercicio abstracto... pero como estoy en plena lectura de "Crimen y Castigo" de Fedor Mijailovich Dostoievski, surgió una ventanita... un viejo sillón (el detalle de las patas lo constituye en sillón) y una mesa y tres sillas (continúan abstractas)... Tenía la habitación de Raskólnikov. Pero el techo que debía ser bajo no lo podía bajar... hasta que surgió este "marco ovoide marrón"... y ya está. Me pareció que no había que tocarlo más...
En el próximo posteo explico el ejercicio que precedió este trabajo.

Papel: Papel para acuarela nº 10. 300g/m2 Blanco natural, pulpa de esparto, sin ácido, grano grueso. Schoellershammer. Acuarelas Van Gogh.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Compartiendo el gusto por la acuarela



Anoche fui a la cena de recaudación de la Fundación Ruta 40 y casualmente se sentó junto a mí Celeste, acuarelista en formación como yo. ¿Qué chances hay de que suceda algo así? ¿Seremos más de los que creemos? Para celebrarlo, una acuarela. Salute!

domingo, 10 de agosto de 2014

Enmascarando

Lo propio de la acuarela es sumar capas de color sabiendo que lo que está debajo se trasluce. Para preservar el blanco de la hoja, se utiliza la técnica del enmascaramiento. Se coloca cinta de pintor y se pinta. Luego se retira la cinta y se utiliza el blanco "preservado" para lo que uno desee (por eso lo preserva).
Como ejercicio, enmascaramos sin saber qué haríamos. Luego fuimos sacando algunas cintas y continuamos agregando capas. Hasta que al final, sobre el blanco preservado, dibujamos aquello que nos parecía surgía del contorno. Como yo andaba medio duro para dibujar, Verónica me sugirió que dibujara en un papel de calcar sobre el contorno. Así logré un primer dibujo y luego corregí aquellas cosas que no me convencían. Creo que hay alguna influencia de "The Lords of the Rings" y de "Game of Thrones"... Jajajaja.
Como verán hay diferencias entre el calco y la acuarela. La "pirámide" del fondo y el "puente" fueron las correcciones más importantes. La razón es que no podían tener el mismo color las estructuras si estaban en la misma "linea". Uno de los costados de la pirámide fue una de las cintas que retiré antes que la "muralla" de adelante, y quedó azul. Por eso opté por hacerla parecer detrás, en un segundo plano.
Cuento aparte son los cuervos. Como dibujaba con estilógrafo, lo sacudí y manchó con grandes gotas la acuarela. Esa tinta no sale. No se puede "levantar". Así que lo dejé... ¡Luego se me ocurrió transformar las manchas en cuervos! Muy divertido. 


lunes, 30 de junio de 2014

Karate Kid


¿Recuerdan al Señor Miyagi? ¿Cómo le enseñaba a Daniel karate?
¿Recuerdan que el primer día lo hace lavar autos con un movimiento preciso de "lavar" "lustrar"?


¿Y luego lo hace pintar el cerco de madera? ¿Y lustrar el piso de madera?












Y Daniel se impacienta porque él quería aprender karate, no ser el esclavo de Miyagi...

Para descubrir que con todo ese trabajo el Señor Miyagi le estaba enseñando movimientos básicos...

Pues bien, Verónica es mi Señor Miyagi. Lo primero que nos enseñó y exigió es una aguada perfecta. 
Con cada color primario. 



 Previamente nos enseño a tensar el papel y luego a limpiar los pinceles.
 Desde entonces le insisto que vea Karate Kid, para que descubra que ella es Señor Miyagi. ¡Hai!




(Papel: Guarro. 240gr. 60% algodón. Azul de Ultramar. Carmesí alizarina. Amarillo de Cadmio)

domingo, 29 de junio de 2014

¡Acuarela!

Y llegó el día en que me animé.
El último miércoles de marzo (2014) guiado por un impulso me corrí hasta el Instituto Regina Pacis en San Isidro para ver qué podía hacer con la mañana del miércoles y mis ganas de darle tiempo y espacio a la plástica. La técnica buscada era la acuarela. No sé por qué. Tal vez porque siempre me gustó, porque se lleva bien con la tinta, porque es en papel, chiquita, como suelo dibujar. O por otra cosa. Pero lo cierto es que me encontré con la clase de la Profesora Verónica Del Giudice y me enganché.


Así que en lo sucesivo mis posteos serán con esta técnica. Espero se complemente con lo que vengo haciendo.
Salute!